30 de julio de 2020|Grupo Volkswagen
LAS MEDIDAS DEL GRUPO VOLKSWAGEN REDUCEN LOS EFECTOS DEL COVID-19 DURANTE LA PRIMERA MITAD DEL AÑO

El resultado operativo antes de extraordinarios cae a -800 (10.000) millones

La facturación del Grupo baja un 23,2% hasta los 96.100 millones de euros

Las entregas se reducen un 27,4% interanual, hasta los 3,9 (5,4) millones de vehículos – la caída porcentual respecto al mismo mes del año anterior se ha ido reduciendo de forma constante desde mayo

La liquidez de la División de Automoción creció respecto al primer trimestre en 900 millones, hasta los 18.700 millones; la exitosa emisión de bonos híbridos refuerza la base de capital

Reducción de los fondos comprometidos en el capital circulante mediante una rigurosa gestión de inventarios

Los beneficios antes de impuestos se sitúan en -1.400 (9.600) millones de euros

La Asamblea General Anual se celebrará el 30 de septiembre de 2020; la propuesta de dividendos ha sido enmendada, las ganancias retenidas netas restantes se traspasarán a la contabilidad del siguiente ejercicio

El negocio del Grupo Volkswagen y sus marcas se vio fuertemente afectado por la pandemia de Covid-19 durante la primera mitad de 2020. Las medidas lanzadas durante el período inicial para reducir costes y salvaguardar la liquidez tuvieron éxito y, por lo tanto, han mitigado los efectos de la crisis. Debido a una producción consistentemente orientada hacia la demanda de los clientes, el Grupo consiguió realizar una rigurosa gestión de inventarios y, por lo tanto, reducir significativamente los fondos comprometidos en el capital circulante. La liquidez neta de la División de Automoción aumentó en 900 millones respecto al primer trimestre de 2020, hasta los 18.700 millones de euros, también gracias a la emisión de bonos híbridos por un valor de 3.000 millones de euros. Las entregas a los clientes registraron una caída interanual del 27,4%, hasta los 3,9 (5,4) millones de vehículos. Como resultado, la facturación se redujo en un 23,2%, hasta los 96.100 (125.200) millones de euros. El resultado operativo antes de extraordinarios se situó en -800 (10.000) millones de euros. El principal motivo de esta evolución fue la menor venta de unidades causada por una caída pronunciada de la demanda. La medición del valor razonable de los derivados a los que no se aplica la contabilización de coberturas (en particular, la cobertura de productos básicos) y los efectos de los tipos de cambio de -900 millones fueron virtualmente compensados por una ganancia no monetaria de 800 millones, derivada de la contribución de Autonomous Intelligent Driving (AID) a la joint venture de conducción autónoma con Ford. Los extraordinarios relacionados con el asunto del diésel pesaron en el beneficio operativo con -700 (-1.000) millones de euros. Los beneficios antes de impuestos bajaron hasta los -1.400 (9.600) millones de euros.

Frank Witter, responsable de Finanzas e IT del Comité Ejecutivo del Grupo, dijo: "La primera mitad de 2020 fue una de las más difíciles de la historia de nuestra compañía debido a la pandemia del Covid-19. La salud de nuestros empleados, clientes y socios de negocio sigue siendo nuestra máxima prioridad. Con nuestro plan de 100 puntos para garantizar la máxima protección de la salud hemos, por ejemplo, creado los mejores prerrequisitos posibles para un entorno laboral seguro. Al mismo tiempo, hemos introducido desde un primer momento amplias medidas enfocadas a la reducción de costes y a la conservación de la liquidez, lo que nos ha permitido mitigar hasta cierto punto el impacto de la pandemia en nuestro negocio. Gracias a un gran esfuerzo de equipo, hemos sido capaces de retomar gradualmente las operaciones dentro del Grupo y, hasta ahora, hemos conseguido gestionar con firmeza esta crisis sin precedentes. Debido a la tendencia positiva mostrada por nuestro negocio en las últimas semanas, así como al lanzamiento de numerosos y atractivos modelos, enfocamos la segunda mitad del año con cauteloso optimismo".

La caída porcentual respecto al mismo mes del año anterior se ha ido reduciendo constantemente desde mayo

Hasta finales de junio, el Grupo Volkswagen registró una fuerte caída interanual del 27,4% en sus entregas, hasta los 3,9 (5,4) millones de vehículos. Sin embargo, el Grupo fue capaz de ampliar su cuota de mercado global en el mercado de turismos en un entorno de mercado aún más complejo que antes debido a la pandemia. Después de que las entregas cayeran cerca de un 45% en abril respecto al mismo mes del año anterior, la diferencia se redujo de forma constante hasta un 18% en junio. Uno de los motivos fue la recuperación de Europa Occidental, donde las entregas en mayo cayeron un 57% interanual, pero la cifra mejoró hasta el 30% en junio. La recuperación de los mercados continuó durante el mes de julio. Por lo tanto, el Grupo espera que las entregas de este mes se sitúen por debajo de las del mismo mes del año anterior, aunque con un porcentaje de un sólo dígito. Se espera que, en general, los mercados sigan recuperándose durante la segunda mitad del año.

La liquidez neta de la División de Automoción creció respecto al primer trimestre

La liquidez neta de la División de Automoción creció de 17.800 millones de euros a finales de marzo hasta 18.700 millones de euros a finales de junio. Además de las amplias medidas enfocadas a la conservación de la liquidez, esto también se debió a la exitosa emisión de bonos híbridos por un valor de 3.000 millones de euros. Con -4.800 millones de euros, el cash flow neto de la División de Automoción se situó considerablemente por debajo del nivel del año anterior, de 5.600 millones de euros. Los costes de investigación y desarrollo durante la primera mitad del año bajaron un 4,8% interanual hasta los 6.700 (7.000) millones de euros. Sin embargo, el ratio de I+D creció hasta el 8,7 (6,6) % debido a la caída de la facturación. El capex de la División de Automoción se redujo significativamente en un 20,6%, hasta los 4.100 (5.200) millones de euros. Sin embargo, debido a la caída de la facturación provocada por la pandemia, el ratio entre capex y facturación creció hasta el 5,4 (4,9) %.

Todavía se prevé un beneficio operativo positivo para el conjunto del año

El Grupo Volkswagen anticipa que las entregas a los clientes en 2020 se situarán significativamente por debajo de las del año anterior, debido al impacto de la pandemia de Covid-19. Los retos también vendrán, en particular, de la creciente intensidad de la competencia, de la volatilidad de los mercados de productos básicos y de los mercados de divisas, y de los requisitos más estrictos en materia de emisiones. Se prevé que la facturación del Grupo Volkswagen en 2020 caiga significativamente por debajo del nivel del año anterior, a raíz de la pandemia de Covid-19. En general, el Grupo Volkswagen prevé que el resultado operativo de 2020, antes y después de extraordinarios, sea muy inferior al del año pasado, si bien todavía en terreno positivo.

En general, el gasto en investigación y desarrollo (I+D), así como en capex, será significativamente inferior a 2019 en términos absolutos. En la División de Automoción, el ratio de I+D y el ratio entre capex y facturación superará en 2020 los niveles del año anterior debido a una menor demanda y, por consiguiente, a una facturación considerablemente inferior. Teniendo en cuenta la menor demanda, los pagos adicionales derivados de la crisis del diésel y las salidas de caja derivadas de fusiones y adquisiciones, se prevé que el cash flow neto de la División de Automoción se sitúe por debajo de la cifra del año anterior. Se anticipa que la rentabilidad de las inversiones (ROI) será menor que la del año anterior debido a factores relacionados con las ganancias, y que se situará por debajo de nuestra tasa de rentabilidad mínima del capital invertido, fijada en un 9%.

Marcas y áreas de negocio

La marca Volkswagen Turismos vendió 1,1 (1,9) millones de vehículos de enero a junio de este año, un 39,8% menos que el año anterior. Sin embargo, las ventas del T-Cross crecieron, rompiendo con la tendencia, y el Atlas Cross Sport también fue muy popular. La facturación se redujo en un 35,3%, hasta los 28.600 millones de euros. El resultado operativo antes de extraordinarios se deterioró hasta los -1.500 (2.300) millones de euros. Los menores costes fijos y un mejor posicionamiento de los precios no pudieron compensar el impacto de los volúmenes más bajos derivados de la pandemia de Covid-19. El asunto del diésel dio lugar a extraordinarios por valor de -600 (-400) millones de euros durante el período del informe.

Las ventas unitarias de la marca Audi cayeron hasta los 416.000 (632.000) vehículos en todo el mundo durante los seis primeros meses de 2020. Unos 271.000 (258.000) vehículos Audi adicionales fueron vendidos a través de la joint venture china FAW-Volkswagen. Los modelos Q3, A6 y e-tron registraron una creciente demanda. La facturación se redujo hasta los 20.500 (28.800) millones de euros. El resultado operativo (cifra del presente ejercicio, antes de extraordinarios) fue de -643 millones de euros (2.300 millones de euros). La reducción de los volúmenes, el impacto de la medición de las coberturas de productos básicos y derivados, así como los efectos negativos de los tipos de cambio y los mayores incentivos de venta fueron factores adversos, parcialmente compensados por la reducción de costes fijos y de desarrollo, así como por el efecto de desconsolidación de la desinversión de AID. El asunto del diésel generó unos extraordinarios de -100 millones de euros durante la primera mitad de 2020. Los indicadores financieros clave de la marca Audi incluyen las marcas Lamborghini y Ducati. Lamborghini vendió 3.604 (4.710) vehículos y Ducati vendió 22.790 (33.315) motocicletas durante el período del informe.

La marca ŠKODA vendió 372.000 vehículos durante la primera mitad de este año, un 33,6% menos que durante el mismo período de 2019. Los SUVs Kodiaq y Karoq y los nuevos modelos Scala y Kamiq fueron especialmente populares entre los clientes. La facturación bajó hasta los 7.500 (10.200) millones de euros, y el beneficio operativo cayó hasta los 228 (824) millones de euros. Las optimizaciones de los costes de producción y los menores costes fijos y de desarrollo fueron incapaces de compensar el impacto negativo de unos volúmenes más bajos, los efectos negativos de los tipos de cambio y los gastos relacionados con las emisiones.

Las ventas unitarias de la marca SEAT se situaron en 197.000 vehículos durante el período del informe, lo que supone una caída interanual del 46,9%. Los modelos SUV Arona y Ateca, así como el Leon, fueron muy demandados. Con 3.700 millones de euros, la facturación se situó un 40,2% por debajo del año anterior. El resultado operativo cayó hasta los - 271 (216) millones, principalmente debido a los menores volúmenes resultantes de la pandemia y a los gastos relacionados con las emisiones.

Las ventas unitarias de la marca Bentley sumaron 4.569 (4.670) vehículos durante la primera mitad de 2020. La facturación aumentó hasta los 860 (835) millones de euros, impulsada por varios efectos. El resultado operativo cayó hasta los -99 (57) millones de euros debido a los mayores cargos por depreciaciones y amortizaciones, así como a los gastos puntuales en medidas en reestructuración.

Porsche Automotive registró unas ventas globales de 116.000 vehículos entre enero y junio de 2020, un 14,8% menos interanual. La facturación se situó en 11.200 (12.200) millones de euros. Las menores ventas de vehículos, así como el incremento de costes, especialmente los derivados de la digitalización y electrificación, hicieron que el beneficio operativo cayera hasta los 1.100 (2.100) millones de euros. Además, las variaciones en los tipos de cambio tuvieron un impacto negativo.

Las ventas unitarias de Volkswagen Vehículos Comerciales cayeron hasta los 157.000 (256.000) vehículos en todo el mundo durante la primera mitad de 2020. La facturación se situó en 4.200 millones, una caída del 34,7% respecto al año anterior. El resultado operativo cayó hasta los -334 (506) millones de euros, viéndose principalmente afectado por la reducción de los volúmenes y el incentivo fiscal medioambiental aplicable este año. Además, los mayores costes iniciales y amortizaciones para nuevos productos, los mayores costes fijos, así como tipos de cambio menos favorables, tuvieron un efecto negativo, mientras que las optimizaciones de los costes de producción y los efectos del mix de ventas tuvieron un impacto positivo.

Scania Vehicles and Services vendió 31.000 (52.000) vehículos durante los seis primeros meses de 2020. La facturación fue de 5.300 (7.100) millones de euros. El resultado operativo de Scania Vehicles and Services cayó hasta los 221 (828) millones de euros. La bajada se debió principalmente al menor volumen, compensado por mejoras en el mix de ventas y los menores costes fijos.

MAN Commercial Vehicles vendió 47.000 vehículos durante el período de enero a junio de este año. La cifra cayó un 34,1% respecto al mismo período de 2019. La facturación bajó hasta los 4.700 (6.300) millones de euros. El resultado operativo se redujo hasta los -423 (248) millones de euros, principalmente debido al menor volumen de vehículos nuevos y de segunda mano y a los costes derivados del lanzamiento de una nueva generación de camiones.

Durante los seis primeros meses de 2020, Power Engineering generó una facturación de 1.800 (1.900) millones. El beneficio operativo cayó hasta los 21 (42) millones de euros debido a factores de volumen y costes; los cambios en el mix de ventas tuvieron un efecto positivo.

Los clientes firmaron 3,4 (4,1) millones de contratos de financiación, leasing, servicio y seguros con Volkswagen Financial Services durante la primera mitad de este año (-17,4%). El número total de contratos a día 30 de junio de 2020 era de 21,3 millones, un 0,9% menos que a finales de 2019. El beneficio operativo de los seis primeros meses de 2020 cayó hasta los 1.200 (1.300) millones de euros.

La Asamblea General Anual tendrá lugar el 30 de septiembre de 2020; la propuesta de dividendos ha sido enmendada

El 30 de septiembre de 2020 es la nueva fecha elegida para la Asamblea General Anual del ejercicio 2019. Después de que la Asamblea General Anual, originalmente prevista para mayo, fuera aplazada debido a la propagación del coronavirus, la reunión de septiembre tampoco podrá llevarse a cabo de la forma habitual. Para proteger la salud de los accionistas, empleados y proveedores, la Asamblea General Anual de este año tendrá lugar en una plataforma virtual. Al mismo tiempo que anunciaba la nueva fecha, la Dirección también ha presentado la propuesta de dividendos enmendada. La disrupción a gran escala de todos los aspectos de la vida cotidiana y de la actividad económica provocada por la pandemia de Covid-19 también ha afectado al Grupo Volkswagen en todo el mundo. Dada la magnitud y el alcance del impacto y de la actual imposibilidad de prever la evolución de la situación en el futuro, el Comité Ejecutivo y el Consejo de Administración han acordado proponer a la Asamblea General Anual un dividendo de 4,80 euros por acción ordinaria y de 4,86 euros por acción preferente. Por lo tanto, la Dirección de la Compañía ha enmendado la propuesta de dividendo previamente anunciada para el ejercicio 2019, de 6,50 euros por acción ordinaria y de 6,56 euros por acción preferente. Las ganancias retenidas netas restantes de 855 millones de euros se traspasarán a la contabilidad del siguiente ejercicio. Volkswagen AG sigue estando comprometida con el objetivo de alcanzar un pay out de, por lo menos, un 30%.

Nota:

Este texto y documentos adicionales están disponibles en: www.volkswagen-newsroom.com.

  • © Copyright Volkswagen Group España Distribución 2020
  • --
  • Uso de imágenes y videos reservado exclusivamente para fines periodísticos
  • --
Enviar por correo electrónico
Introduce los datos necesarios para enviar la noticia "LAS MEDIDAS DEL GRUPO VOLKSWAGEN REDUCEN LOS EFECTOS DEL COVID-19 DURANTE LA PRIMERA MITAD DEL AÑO"
(*) Los campos con asterisco son obligatorios
Envíalo a varias personas separando los correos mediante comas